Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/10/06

Iniquidad…

Si. Hoy vengo con las pilas puestas. Con un pique de película. Con mas ganas de pelear que la mujer de un guardia. Hoy si.
DIOS, ¿Cómo es que hay personas que disfrutan haciendo sufrir a los demás?
No lo entiendo. No me cabe en la cabeza esa idea. Entonces a gente buena. ¡Carajo! ¿Pero que clase de mundo es este?

Mi amigo Joel es una persona increíble.
Inteligente rayando en lo brillante, amable, tierno, chévere, amante y devoto del Señor (Y ME CONSTA) O sea, el tipo una de las personas mas completas que he conocido. Es de las pocas personas de las que puedo decir que me siento honrado y agradecido de haber conocido. Entonces, ¿Cómo? ¿Por qué a alguien así le tienen que hacer daño?
Hace un tiempo que la madre de Joel, mujer enferma, sabe sobre su homosexualidad. Eso causo mucha fricción entre ellos, como se podrán imaginar. Sin embargo, aun existe en ella la siempre bella negación.
El domingo hable con Marcos por MSN. Al preguntarle por Joel, me dijo que no sabia, ya que el día anterior habían reñido fuertemente. Me sorprendió que Marcos me contara sobre su discusión.
Breve historia: Conocí a Marcos hace 3 años. El me gustaba y lo pretendía. Sin embargo por azares de la vida, el conoció a Joel y lo prefirió a el. Una mala lengua le hizo saber a Joel que yo existía en la vida de Marcos como su “casi novio” y le dijo que lo que estaba haciendo era destruir el futuro de una pareja. PERO JOEL NO TUVO NADA QUE VER. La decisión fue de Marcos. Eso no evito que Joel repudiara mi persona. Cuando supe de Joel, lo detesté. No quería ni verlo. Sin embargo, algo en él y en mi nos aconsejaba que nos tratáramos, y eso hicimos. Ahora Joel es uno de mis mejores amigos y Marcos ha quedado desplazado a otro plano, uno más inferior al de Joel, empero sigue siendo un buen amigo mío.

Cuando por fin pude hablar con Joel, me explico lo que había sucedido entre ellos.

Advertencia: el contenido expuesto a continuación posee palabras explicitas que pueden herir la sensibilidad del lector. Se recomienda discreción.

Un hijo-e-puta llamo a casa de Joel y hablo con su madre. Le dijo que mi amigo estaba envuelto en una red de drogadicción y prostitución en la cual lo había enredado un bugarron llamado Marcos que era su “novio” y otros maricones y adictos a las drogas, amigos de él.
La bomba exploto en casa de Joel. Se cerraron las puertas, todo es bajo supervisión, no hay llamadas telefónicas, ni visitas. El Internet esta limitado.
Esto Marcos lo tomo muy mal y se sintió ofendido, o por lo menos esa fue la versión que se me dio. Tampoco hubo mucho tiempo para explicar.
Lo cierto es que no se ni que pensar, mas que desearle la muerte a ese cabrón y una eternidad en el castigo del fuego. Dios se apiade de mi alma por desearle un mal a un hijo suyo (tan suyo como soy yo), pero coño… cualquiera. También no dejo de pedir perdón por sus actos, pero entre lo primero y lo segundo, A SINCERIDAD, mi corazón se inclina a lo primero.

Cuanta iniquidad, mis hermanos. Cuanta iniquidad.

Read Full Post »