Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 febrero 2008

 SANTO DOMINGO.- La Red Dominicana de Personas que Viven con el VIH/Sida (REDOVIH), denunció hoy que el Hospital Darío Contreras se negó a operar a una joven que sufrió un accidente por padecer de esa enfermedad.La presidenta de REDOVIH, Dulce Almonte, sostuvo que en el referido hospital se están negando a operar a personas enfermas de VIH, lo que según indica es una violación al articulo 20 de la ley 55-93 sobre esa enfermedad.

 Para seguir leyendo esta mierda noticia.

http://www.listindiario.com/app/article.aspx?id=49409

La vida es terriblemente injusta, pero el 70% de las injusticias de la vida, son por causadas por personas como esas. Espero que esa “gente” jamás se vean en esa situación.

Read Full Post »

Do/Don’t

 Do:

“Ni extranjero, ni gay, esas verdades no me molestan”. Enrique Crespo.

enrique.jpg

Don’t: 

“La gente no entiende que dejar de ser gay es un proceso”. Jary Ramírez. 

jary.jpg

   

Hace meses que leí la noticia de que Jary Ramírez dejaría de ser homosexual para acercarse a los caminos del Señor. Respeto la vida privada del señor Ramírez, tanto como la de cualquier otro y por eso, hice caso omiso del hecho. Pero, cuando leí el artículo del periódico Hoy, en el cual decía la cita parafraseada, no pude dejar de reavivar la indignación que sentí hace meses.No puedo más que aplaudir el hecho de que, básicamente ha recalcado que el ser homosexual es un camino pecaminoso y oscuro.

No sé el tipo de vida que llevaba el señor Ramírez antes de convertirse a los caminos del Señor. De hecho, me alegra que ya no siga por aquellos senderos de perdición. SIN EMBARGO, NO SOPORTO QUE AL DECIR QUE HA DEJADO DE SER HOMOSEXUAL PARA ACERCARSE AL SALVADOR, TIRE POR EL SUELO A AQUELLOS QUE SON HOMOSEXUALES, QUE SIGUEN AL SEÑOR Y QUE LLEVAN UNA VIDA TRANQUILA Y HONESTA.

jeffreyjaryramirez.jpg

Espero no tener que escribir nuevamente sobre el señor Ramírez (haré lo posible por evitarlo).   

Fuente:

http://www.hoy.com.do/article.aspx?id=142767 

http://idotastic.blogspot.com/2007/12/no-me-molesta-que-me-llamen-gay-o.html 

Read Full Post »

Pide un taxi.

  taxi_blur.jpg

            

            La luz se cuela por las ventanillas, tímida y fugaz. Él sonríe mientras que yo usa mis artes a la orden exclusiva de su placer. El sabor de su piel marcado en mi lengua.

            Yo acaricio sus piernas, su pecho, su estomago semi expuesto, el vello negrísimo de su sexo.

             Escucho sus suspiros, el rumor presuroso de su respiración. Siento sus codos arder en mi cuello y moverse quedamente de un lado a otro, guiando el vehiculo a través del largo camino desde Acrópolis, transitando la avenida 27 de Febrero, yendo desde el centro de la ciudad hacia el Este.

              Recorro una y otra vez el trayecto pronunciado que hay desde la punta hasta la base de ese cuerpo ardiente que se desliza suavemente entre mis labios.

            En cada semáforo, sus manos se asen de mi cuello, de mi cabeza, rozan mis mejillas y mi espalda.

             Braman cláxones a lo lejos. Es media noche, y la penumbra se hace nuestra cómplice, mientras el gentío que reina en las avenidas se ha hecho un riachuelo moribundo. 

             Una música ligera revolotea en el interior del vehiculo y se zarandea juguetona por mis tímpanos.

             Cuento en silencio sus vueltas: Una, dos, tres, cuatro. Su exhalar se hace más fuerte. De su boca salen palabras a medias. Su mano derecha me aleja rápidamente. De su cuerpo, chispean hirvientes lágrimas blancuzcas que se acuestan sobre sus piernas vestidas de azul y su camiseta.

             Sonríe a la vez que un aire de alivio se libera de su ser.

             Guardo el cuerpo adormecido dentro su ropa interior y sus jeans. Me acerco y beso su cuello como un relámpago, mientras que la luz pícara de una lámpara cercena velozmente la oscuridad del automóvil.

             Él mira alrededor para descubrir a algún testigo inoportuno que haya notado mi acercamiento. Me pide que me detenga.

            “Nadie nos verá”, aseguro mientras me acomodo el cinturón de seguridad.

             “No importa”, dice suavemente sin mirarme.

*  * 

*

              La avenida San Vicente parece un hormiguero, preñado de coches que se desplazan sobre su piel grisácea. Las aceras están casi desiertas de pasos.

             Al llegar a la intersección de la avenida San Vicente con Carretera de Mendoza, el automóvil se detiene.

             “Te dejaré aquí”, me informa.

             Lo observo.

             “Son las doce y media de la media noche. Ese lugar está sólo y es bastante peligroso. ¿Cómo voy a llegar a casa?”, pregunto asombrado.

             “Pide un taxi”, contesta sin dudar un segundo, tranquilo e inmutable.

             Su respuesta me golpea como una enorme ola. Libero el seguro del cinturón, abro la portezuela y me deslizo fuera del carro. Él se despide alegre y lo veo marcharse, aun entumecido por la sorpresa.

             Miro a mí alrededor. La esquina estaba en completo silencio, engullida a medias por las tinieblas y casi despoblada. Extraigo mi teléfono de mi bolsillo y llamo a una de las compañías de taxis cercanos. Cinco minutos después, me desplazaba por la Carretera de Mendoza hacia mi casa en la avenida Charles de Gaulle, con los tristes fragmentos de mi vejada dignidad en mis manos.

             Pago al conductor e ingreso en la vivienda. Dejo las llaves sobre la mesa. Entro en mi habitación y me desvisto. Tomo mi toalla. Salgo y penetro en el baño, luego a la tina. Giro la llave de la ducha y dejo que las gotas frías que salen de la regadera me empapen y se lleven el sabor y el recuerdo nefasto de su cuerpo, con el juramento pululando en mi cabeza de que ese sería el último de sus agravios.     

Y eso, que tenían un mes saliendo… para entablar una relación sentimental.

No llamó esa noche para preguntar si había llegado bien, eso sin mencionar que ha cuestionado la razón del trato gélido que recibe ahora.

Joel, ¿cómo es que te encuentras a tantas personas tan desubicadas?

fotopolicialesm745770md.jpg

Foto1: http://es.motorfull.com/wp-content/uploads/2006/10/taxi_blur.JPG

Foto2: http://img358.imageshack.us/img358/9767/fotopolicialesm745770md.jpg

Read Full Post »

 dark-angel.jpg

Ahora Sí eres lo más importante en este momento (Aunque no lo creas, te quiero muchoooooooo… No me desilusiones)

Cuando leí el mensaje de El Menor, no pude evitar sentir un asco que subía desde lo más profundo de mis entrañas hasta alojarse en la punta de mi garganta.

Tuve unas ganas fortísimas de insultarle y ridiculizar las estupideces que decía en su mensaje de MSN.Y de un momento me golpeó como una marejada. ¿Habrá sido ese asco tan potente… envidia?

Me vi a mi mismo de un momento a otro: Cuando estoy con alguien me siento tan repulsivamente feliz que prácticamente bailo la Macarena en las paredes. Y justo cuando esa persona se aleja, miro hacia atrás y siento vergüenza de todas las cositas tontas que uno hace cuando se siente preñado de polillas mariposas. Amargado es tal vez la palabra que mejor me describe. Para todos aquellos que me conocen, saben que siempre he sido bastante oscuro, gritón y amargado, pero no al punto en sentir envida.

Lo mejor es que, en mis relaciones, trato de ser lo más amargado, apagado, calculador posible, pero no me sale. Me vuelvo un estúpido que va por las calles sonriendo sin motivo alguno. Me convierto, precisamente el objeto de mi desprecio: Alguien que escribe poemas de amor, escucha canciones de amor. Y lo detesto. Lo detesto con toda mi alma. Pero comprendo como El Menor se siente, y es por eso que no tuve más opción que ponerme en sus zapatos.

Debo admitirlo, se siente tan bien sentir esas poli… mariposas en la panza. J

Feliz día del amor y la amistad.

Read Full Post »

Quimera

 gaylove.jpg

Lo vi llegar a mí. Caminaba despacio. Muy despacio. Era perfecto. Vestía una enorme sonrisa que hacia juego con la luna. ¡Dios! Era la perfección. Todo lo que siempre había deseado.

Miré su sonrisa diez veces, cien veces, mil veces. No desmerecía con el correr de los minutos. Sentí frío. Las piernas me temblaron. Mi pecho se llenó de una marcha de ritmo violento.

Él lo era todo: Vida y muerte. Deseo y ensueño.

Me abrazó. Me obsequió su calor. Se hizo la luz.

Me dijo “Todo está bien”.

Creí en su aliento tibio. En su aroma eterno.

“Te estuve buscando toda mi vida. Te tengo y no te dejaré ir”, murmuró en mi oído. Se aferró con fuerza a mi cuerpo.

Fui feliz.

Me hizo feliz.

(Lo miré, pero no tenía rostro; sólo esa quimérica sonrisa y su aroma a promesa de que algún día llegará a mi como en ese sueño y se quedará a mi lado)

Read Full Post »

Chateando anoche con El Gringo:

Él: Entonces, ¿cuál es tu idea de un San Valentín perfecto?

Yo: Pues… Pasármela comiendo chocolates y tener una escopeta a mi lado para sacar de su miseria a todo aquel que se vista de rojo ese día.

Él: O…K… Sin comentarios.

 

cupido.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Don’t you just love Valentine’s Day?

To my dear friend Fred. Have fun in Texas, my dear Gringuito. Jejejeje.

Read Full Post »

Chateando con El Menor: 

Él: Quiero un novio, y lo quiero YA.

Yo: Pero man, ¿y cuál es tu prisa?

Él: Es que no me gusta estar solo.

Yo: Viejo, tienes 17 años. Aun te faltan por vivir por lo menos unos 60 años más. DEJA TU PRISA. Tienes toda tu vida para enamorarte. 

Pensamiento #1:

Sería tan bonito poder ir al supermercado y seleccionar el tipo de novio que uno quiere, llevarlo a casa, agregarle agua y disfrutar de él… como las sopas instantáneas.Pero no es así, pues después de todo, lo realmente bueno se hace esperar y las buenas comidas se cocinan a fuego lento. sopa-de-camarones.jpg

Pensamiento #2:

Lo que no le dije fue que mientras menos se apresure a liarse en una relación, menos riesgos habrán de salir con el corazón roto. Que el amor es tan bonito cuando no lo tenemos, y que al tenerlo puede tornarse bastante agrio.

_42689409_gay_df_afp203b1.jpg

 Foto: http://newsimg.bbc.co.uk/media/images/42689000/jpg/_42689409_gay_df_afp203b.jpg

Read Full Post »

Older Posts »