Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 mayo 2008

Iris

Goo Goo Dolls

City of Angels Soundtrack (1998)

 

 

And I’d give up forever to touch you.

‘Cause I know that you feel me somehow.

You’re the closest to heaven that I’ll ever be.

And I don’t wanna go home right now.

  

And all I could taste is this moment.

And all I can breath is your life.

And sooner or later it’s over.

I just don’t wanna miss you tonight.

 

And I don’t want the world to see me.

‘Cause I don’t think that they’d understand.

When everything’s made to be broken.

I just want you to know who I am.

  

 And you can’t fight the tears that ain’t coming.

Or the moment of truth in your lies.

When everything feels like the movies.

Yeah, you bleed just to know you’re alive.

 

 

And I don’t want the world to see me.

‘Cause I don’t think that they’d understand.

When everything’s made to be broken.

I just want you to know who I am.

 

And I don’t want the world to see me.

‘Cause I don’t think that they’d understand.

When everything’s made to be broken.

I just want you to know who I am.

 

I just want you to know who I am. (3)

Read Full Post »

 SAO PAUO (elpais.com).- La duodécima edición de la marcha de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgéneros en São Paulo ha congregado hoy a más de un millón de personas, según testigos, tres millones y medio, según la Guarda Metropolitana (policía municipal) y hasta cinco millones de personas según los organizadores del desfile. Pero, a pesar de las discrepancias sobre el número de participantes y algunos incidentes aislados, lo cierto es que el evento por el Orgullo Gay de la capital financiera del país se ha ratificado como hoy el mayor encuentro de la comunidad homosexual en el mundo.
Camiones con pincha-discos lanzando música electrónica a todo volumen han recorrido a la sombra de los rascacielos la principal arteria de Sao Paulo en un día muy caluroso. A su alrededor, millones de personas disfrazadas con pelucas, máscaras, disfraces y mucho maquillaje han danzado por las calles de la ciudad por la tolerancia hacia aquellos que tienen una orientación sexual distinta a la heterosexual.

Las autoridades de la capital financiera brasileña y la petrolera estatal, Petrobras, han apoyado la iniciativa. “Esta es la diversidad que el país quiere, la diversidad que tenemos que estimular como un país que busca un nicho turístico entre la comunidad gay”, ha declarado desde uno de los camiones la ministra de Turismo y anterior alcalde la ciudad, Marta Suplicy.

La marcha se ha convertido en una importante fuente de ingresos para la ciudad y para el turismo brasileño, ya que, según los consultores de Insearch, los gays brasileños tienen una media de ingresos superior a la media y gastan más en ocio. Pero la Federación de Comercio de São Paulo (Fecomercio) ha apuntado que el 40% de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales son discriminados como consumidores. Por ello, los organizadores de la marcha pondrán en marcha con Fecomercio una etiqueta que certificará que los comercios son respetuosos con la diversidad de raza, origen étnico, diferencias físicas y orientación sexual.

La visita del Papa a Brasil, el mayor país católico del mundo, atrajo a menos de un millón de personas. En aquella ocasión, Benedicto XVI criticó la homosexualidad e hizo un llamamiento a reforzar los valores de la familia tradicional.

 

Dios, que envidiaaaaaa.

Poco a poco caerán las paredes de la homofobia.

 

Besos.

Fuente: http://www.elnacional.com.do/article.aspx?id=47746

 

 

Read Full Post »

 

          Sam, ¿No será que estas esperando graduarte e irte de la casa… para decirles a tus padres que eres maricón?

Miré los árboles, evité sus ojos. Sonreí brevemente. Carlos esperaba mi respuesta. Nathanael guardó la respiración y me miró. Yo sonreí.

          Hum… parece que tengo que revisar mi lista de prioridades.

Respiré antes de seguir, sólo para encontrarme con los ojos curiosos de Nathanael.

–          ¿Sabes? No lo había pensado – concluí, mientras que en mi cabeza el mundo daba vueltas sin cesar.

 

Siempre hay períodos de calma. Aun en la vida más ajetreada – no que la mía lo sea – hay periodos de tranquilidad. Largos o cortos. Son esos momentos en que nos vemos libres de tribulaciones y que nos hacen sentir tranquilos.

Había tenido un largo período libre de preocupaciones – sacando las del corazón –. Ya empezaba a sentirme irrompible… hasta el pasado jueves 15. Carlos y Nathanael son heterosexuales. Ellos constituyen parte de lo que llamo “Mis Heteros”. Nunca me habían preguntado hasta esa noche. No era el momento para responder. Lo único que pude hacer fue salir del paso como pude. Sin embargo, esa pregunta, maliciosa o no, me hizo recordar en cuál pie estoy parado y lo que me espera.

Ya había pensado en decirle a mis amigos lo que ocurre. Decirles “Eso”, como dice Emmanuel. Es algo que vendrá sin lugar a dudas. ¿Pronto? No sé, no creo. Pero ocurrirá.

 

He luchado, sigo luchando y seguiré luchando… peleo contra enemigos externos e internos. Enemigos que son mis amigos y familiares. Que me aman y me odian sin saberlo. Lucharé y viviré mil tribulaciones, porque decidí vivir.

A mis amigos, de hablar con ellos, les pediría tolerancia. Que si dicen: los gays son mierda y deberían morirse todos, piensen en mí y tal vez (sólo tal vez) no lo vuelvan a repetir… porque no soy un mierda. Porque soy su amigo. Pero si la respuesta es irse de mi lado, dejaré que se marchen. No menosprecio a mis amigos. Los amo con locura. Pero hace años que estoy resignado a que eso pueda ocurrir. Más bien me he ido preparando para ese posible acontecimiento. Lo mismo con mi familia. Los adoro, pero no puedo elegir vivir bajo sus directrices y desechar mi felicidad, por no afrontarlos. Pelearé y viviré mi vida, no ahora, pero lo haré.

Me gustaría no pedir disculpas a nadie, pero sé que no será así. Sé que ellos se sentirán traicionados, insultados, avergonzados… y que la causa seré yo. Pero, ¿quién me pide disculpas a mí? ¿Quién llorará a mi lado? ¿O por los agravios? ¿Por las largas noches de llanto silencioso? ¿Quién me defenderá ante el Cardenal cuando diga que soy un monstruo? ¿Quién lo hará cuando me escupan en la calle?

Seré agresor, no victima. Seré el desterrado, el endemoniado, el injurioso, el enfermo, el pecador, el desviado, el marica… el calumniado. Pero nadie llorará por mí. Por eso tengo que luchar y dentro de esa lucha puede que pierda personas valiosas y obviamente irremplazables.

No sé el resultado de todo esto. Bueno o malo, lo que pasa en mi vida es inevitable. Estoy preparándome para lo malo que pueda ocurrir, pues para recibir buenos resultados nadie necesita preparación, pues es lo que todos buscamos. No puedo cerrar los ojos y soñar con que mi vida quedará resuelta y que todo será perfecto.

Yo elijo vivir. Llevar mi vida y ser feliz sin pisar a nadie en el proceso. Comprendo que tal vez pueda perderlo todo, pero tampoco debo temer más de lo necesario, pues si lo hago, el miedo me consumirá y por siempre seré infeliz.

Vivir la vida según otros la ven me convertiría en un mártir sin necesidad; sin uso, en un mártir inútil.

Esa es la vida que nos toca vivir.

No les diré a mis amigos que soy homosexual porque quiero que ellos lo sepan, es que es algo que tarde o temprano sabrán. No sé cuándo, no sé cómo. Pronto o en diez años… no sé. Aun sigo meditando qué puedo hacer, qué puede ocurrir. No existe un tiempo perfecto para perder a tus amigos (si es que ocurre).

Pero como ya dije: Yo elijo vivir.

Read Full Post »

Mi niño

Mi niño nació una noche de lluvia

Abrió los ojos

Y su primera mentira fue una canción

Mi niño camina y juega

Me hala de los cabellos

Me pregunta

Me besa a diario.

 

Mi niñito le dice a sus amigos unos balbuceos

A veces grita, a veces habla

Se desespera

Se entristece y luego se alegra

Celebra la vida y defiende su derecho a crecer.

Cuenta secretos, mis amores, mis demonios, mis sonrisas y mis lágrimas

 

Mi niño cumple hoy dos años

Camina lento, pero camina

Siempre busca amigos

Y tiene cuatro pestañas.

Y como el año pasado… Malfalda…

 

Besos y mil gracias.

Read Full Post »

 

 

Dos días y contando.

 

            Ha sido un año bastante largo. Durante este año, República Dominicana ha respirado los colores, los comerciales, las palabras de los partidos políticos, los aspirantes a la presidencia y sus dirigentes.

            Ahora, estamos a sólo 48 horas de las elecciones. ¿Qué espera el pueblo? ¿Habrá un cambio?

 

La campaña.

 

            Mucho se ha dicho durante esta cruzada electoral. En mayor medida sobre las fallas que ha tenido el actual gobierno y sobre los inconvenientes que provocó el gobierno anterior. Se han desempolvado las banderas: rojas, moradas, amarillas, blancas, verdes… en fin, usted elija el color. La gente se ha ligado a la lucha electoral. El pueblo ha dado su apoyo a sus candidatos predilectos.

            Los medios han jugado un rol fundamental – si no el más importante – para la promoción política de los candidatos. Los periódicos, estaciones de radio y canales de televisión han bombardeado durante meses a los dominicanos de manera inclemente.

            Durante dicha campaña, se han elevado diversas acusaciones que van desde la aparición de un militar activo en un spot del partido de gobierno hasta la supuesta imitación del Presidente Fernández, desatando una guerra mediática, lo que ha costado cientos de millones de pesos.

            Dicho sea de paso, no es de sorprender que a la cabeza de dicha guerra mediática se encuentre el actual Presidente de la república, en la que no se puede siquiera respirar sin hallar una publicidad a favor de la reelección. Por este motivo, es difícil dejar de preguntar: ¿Ha usado o no el gobierno los recursos del Estado a favor de su campaña? Y sin embargo, ¿Ha sido este gobierno el único que se ha empapado del dinero del pueblo a su beneficio?

            El tú me dices/yo te digo de los partidos se ha convertido en un Vietnam que tiene lugar dentro de los medios, en el que el lector, televidente o radioescucha se ve envuelto de manera activa o no.

 

El “León” que ruge dos veces.

           

No cabe dudas sobre cuál ha sido el punto fuerte de la promoción del Presidente Fernández: Inyectar en la conciencia del dominicano su visión de una sociedad avanzada, traída de la mano de un hombre visionario, vestido con atavíos morados y aire diplomático.

No es una ecuación nueva o remotamente revolucionaria. Si bien no se le puede restar meritos a las obras progresistas del gobierno – las cuales son muchas y plausibles – , cabe decir que un fragmento de ese progreso es parte de la evolución natural de las naciones.

Fernández se ha promocionado como un presidente futurista y aunado a sus cualidades de abogado brillante y letrado, ha hecho de su candidatura, la más firme de esta campaña.

            Si bien ha manejado la Res Pública de manera prudente, enfrentando la embestida de dos tormentas tropicales, el alto costo de los combustibles y la escalada incesante del precio de los alimentos, cabe notar cómo de la misma forma, se han elevado acusaciones de anomalías, entre ellas el escándalo de la infame nomina CB – acusación que fue negada en un principio y luego justificado por funcionarios y el mismo Presidente Fernández –, las sombras que opacaron el desarrollo del megaproyecto del Metro de Santo Domingo – en la que se señaló el alto costo de su edificación y mantenimiento, así como la construcción acelerada del mismo sin realizar los estudios requeridos – los numerosas inculpaciones sobre la supuesta corrupción de los funcionarios del gobierno.

            Sin embargo, aun enfrentado a estas denuncias, el partido morado se ha mantenido a la cabeza en las encuestas, con niveles que oscilan entre el 51 y el 55 por ciento.

            Entonces, ¿Ha tomado el pueblo una decisión o dicha popularidad es una mera fantasía? ¿Será Fernández reelegido como mandatario de la nación por el siguiente cuatrienio?   

           

El “Presidente de los pobres” bajo la sombra de duda.

 

            Periodistas, políticos y personas comunes han dado por muerta la candidatura de Amable Aristy. Hasta el momento, el postulante del PRSC se ha mantenido en el tercer lugar de las encuestas, sin embargo, ha estado muy por debajo de los aspirantes a la presidencia, Fernández y Vargas.

Aun ante esta penosa situación, Aristy continúa la carrera hacia la presidencia de manera incansable.

Pollos, salamis y efectivo ha sido obsequiado por el candidato reformista para ganar el favor de los más necesitados. Sin embargo, ¿Pueden esos obsequios “mata hambre” hacer que el pueblo se haga de la vista gorda ante la sombra de duda que arrastra el líder del partido colorao.

            Entre las irregularidades están las acusaciones de corrupción en diferentes niveles, la supuesta malversación de fondos y uso de los recursos de la Liga Municipal a favor de su candidatura, la revocación de la Visa Norteamericana por razones no especificadas y las acusaciones de fraude por parte de Eduardo Estrella en el proceso electoral interno del Partido Reformista. Esto, sumando la tan señalada “falta de preparación” para el manejo de la Nación, constituyen algunas de las dificultades que debe sortear el candidato.  

            Entonces, ¿Qué representa Amable Aristy? ¿Puede realizar un buen gobierno? ¿Lo que se ha dicho sobre sus irregularidades son sólo calumnias que se han elevado para alejarlo del poder? ¿Logrará a través del apoyo del pueblo la Presidencia de la República o sus “dudosas” actuaciones pesarán más que las libras de salami que obsequia?

           

¿El cambio para mejorar o la secuela de un gobierno nefasto?

 

            Según las encuestas que se han realizado a nivel nacional, Miguel Vargas goza del segundo puesto en el gusto de los dominicanos, quien hasta el momento, se ha mantenido con alrededor de un 30%, según dichas pesquisas.

            Los señalamientos sobre las irregularidades de Vargas, quien además, es el segundo candidato más publicitado, no se hicieron esperar. Casos como el de Marbella, la compra de inmuebles como el Hotel Hispaniola por un costo menor y posteriormente vendido a un precio mucho mayor y la construcción de una mansión en Casa de Campo al momento de ser Secretario de obras Públicas, hicieron noticia, elevando a si una nube gris que se posó sobre el candidato del partido blanco, que ha hecho que el pueblo frunza el ceño en forma de sospecha.

            Por supuesto, estas alegadas anomalías no constituyen el principal inconveniente que enfrenta Miguel Vargas. República Dominicana aun no se recupera del duro golpe que significó el gobierno de Hipólito Mejía. La vinculación del PPH con el MVP es el mayor estigma que posee el aspirante a la presidencia.

            Las declaraciones de Mejía sobre su apoyo a la candidatura de su compañero de partido, han sacado numerosos esqueletos de armarios que apenas empezaban a cerrarse, entre ellos, la quiebra de bancos, inseguridad social, corrupción, especulación con respecto a la prima del dólar y el costo de los combustibles y la censura de los medios.

            ¿Podrá el MVP superar el fantasma de su predecesor y alcanzar la presidencia? ¿Podrá desligarse en la mente del dominicano el PRD y la candidatura de Vargas del período de gobierno de Hipólito Mejía?  

 

La curita al pie roto y los misceláneos.

 

            Y hasta la fecha, lo único que el pueblo ha hecho es jugar al juego de “poner el menos malo” que, junto con el “es siempre lo mismo”, es el vivir del día a día. Comparar un candidato con el otro, especialmente dentro de los tres partidos mayoritarios, es una práctica ancestral. ¿Cuánto más durará esa práctica? No se sabe. Sin embargo, poco a poco, el pueblo ha ido abriendo los ojos y está mirando otras opciones, especialmente en momentos en los que se hablado tanto de desintegración de los partidos.

            El reemplazar una naranja dañada por otra no funciona. Lo que se necesita realmente es un cambio radical. Buscar alternativas y no dejarse llevar de clientelismo, del “tú me das 500 pesos y te vendo mi cédula”. Es menester cambiar nuestra ideología. No buscar sólo el bien personal, sino el bien común.

            Pero, ¿ha aparecido aquel que puede llevar a cabo esos cambios? Guillermo Moreno, candidato del Movimiento Independencia, Unidad y Cambio – MIUCA – ha aparecido como un digno combatiente. Sin embargo, Moreno no ha contado con siquiera la octava parte del apoyo que tienen los tres partidos mayoritarios, más cuenta con el soporte de muchas personalidades políticas, intelectuales y artísticas del país.

            ¿Es Moreno el candidato que se espera pueda revolucionar la forma de ver la política nacional? Si bien en su propuesta de gobierno, el candidato del MIUCA habla de cambios en la ideología política, aun no cuenta con la suficiente fuerza para lograrlos, pues su propuesta parece quedar opacada en el mar del “lo que está, aun siendo malo… es lo que hay”, de nuestra sociedad.

 

¿Y tú qué me ofreces?

 

            A todo esto, ¿Qué ofrecen los candidatos? La guerra de acusaciones se ha hecho tan intensa que sus promesas han quedado opacadas y prácticamente relevadas a un segundo plano.

            Si bien son siempre las mismas promesas – como resolver el problema energético –, los candidatos parecen haber olvidado esta parte del circo electoral, en la que deben atraer electores a través de la “venta” de quimeras y sueños. Mejorar la calidad de vida del dominicano, acabar con el hambre, educación para todos, reducir los impuestos, combatir la corrupción son algunas de las promesas que elección tras elección se escuchan de los políticos. Más en esta campaña, como ya se señaló con anterioridad, esto ha quedado en un segundo plano, sirviendo como relleno en el plan de ataque del gobierno a la oposición y viceversa.

            El “yo haré”, “se hará”, “prometo” y otras tantas frases cliché han salido pocas veces a la luz, mientras que la parte más necesitada del pueblo espera, con los brazos abiertos, cualquier halo de salvación que pueda aparecer en el horizonte.

            Sólo faltan horas para la celebración de los sufragios. Las banderas se agitan con fuerza. Las voces se elevan cada vez más en medio del calor del Caribe. La gente mira, espera, se prepara. ¿Progreso, Cambio o Erradicación de los pobres? El resultado está únicamente unas pocas horas de conocerse.

 

Read Full Post »

Sin título (por ahora)

¡Oh! Santo Domingo, ¿quién llora tus difuntos?

En un país donde las lágrimas se lavan con sangre

Y el agua se combate con hierro

Dime, ¿quién llora por tus hijos?

¿Quién los salva?

En tierra de fuego donde los niños ven morir a sus padres

Y los grises ejecutan a quemarropa

Arrojando a los cuerpos rosas de plomo

Sin miramientos

Sin mediar palabras.

¡Oh! País de caña, ron y canto, ¿quién llora tus muertos?

En un pueblo donde la política carcome los huesos

Y los parásitos en tus niños son el pan de cada día

Y las calles… Tus calles de antaño se han vuelto desiertos

Donde ya no canta el ruiseñor por miedo a las sombras

Aquellas que corretean y roban a su antojo

¿Quién nos salva?

En una nación de lluvia donde los charcos se hacen parques

Y la vida, ¡Oh… Esta vida! Se apaga

Sin esperanzas

Sin remedio.

Read Full Post »