Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cosas que pasan’ Category

“Entre los individuos, como en las Naciones,

el respeto al derecho ajeno, es la paz”.

Benito Juarez.

Muchas veces se me ha catalogado de duro, extremista o despiadado. Nada más lejos de la verdad.  Siempre he tratado de respetar los limites que separan la confianza del abuso. Cuando atravieso esa delgada línea, pido disculpas casi de forma automática. Pero, hay gente que jamás se han detenido a meditar siquiera si esa línea existe.

Ella siempre ha sido un poco torpe al hablar. Siempre preguntando cosas cuando no debe. O en su defecto, preguntando cuando se le permite de una manera tan infantil que raya en lo absurdo. Ella – la novia de uno de mis amigos – siempre ha creído que pedir permiso para preguntar algo, le da la potestad de preguntar lo que sea. ¡Nada más lejos de la verdad!

Cuando me preguntó por qué nunca me habían conocido novia entre mi grupo de amigos – a mis 26 años y 10 conociéndoles -, supe de inmediato por dónde vendría el proyectil, pero pensé que no se atrevería a cuestionar algo tan personal. Pero se atrevió. Mira que cuestionarme sobre mi orientación sexual, así por así, como si me preguntara por la hora, sin pararse a pensar que efectivamente es una discusión en la que ella no tiene incumbencia.  Pero ella no lo entendía así.

Juro y rejuro que no me molestó que sospeche de mi sexualidad. Uno NO puede evitar que la gente especule. Pero, de ahí a creer que tiene el derecho o la confianza de cuestionarme sobre algo que es ÚNICAMENTE MÍO, para mi es una falta de respeto mayúscula… y así se lo hice saber, de la manera más directa.

“Si no hablo sobre las relaciones – las pocas y efímeras que he tenido – con las personas, es porque soy muy reservado sobre mi vida PERSONAL, y cualquiera de los muchachos puede confirmarte esto. Nunca hemos tenido ni tendremos la confianza suficiente como para compartir algo de mi vida que no te corresponde saber. Espero que con esto comprendas cuál es tu puesto y que jamás se te ocurra a preguntarle, especialmente a mi, algo tan privado como eso.”

No puedo negar la verdad, pero lo que hago o dejo de hacer es sólo asunto mío. Si ponerle un alto a una persona que se pasa de la raya es ser cruel, entonces, cruel seré.

 

 

 

Imagen de: http://aulaint.ugr.es/images/privado.png

Read Full Post »

Aprendí contigo tantas cosas. ¡Oh, tantas cosas aprendí conmigo! Sobre mí, más que de nosotros. Fue desde el inicio un baile egoísta, donde yo dictaminaba los pasos y tu te limitabas a escucharme.

Y en los besos, hubo pasión… la pasión de dos cuerpos que se calientan el uno al otro, pero también hubo desdén. No sabría decirte cuál de las dos fue victoriosa. ¿Y en el medio? Tú.

Te odié muchas veces, ¿sabes? No me atrevo a decir que no te diste cuenta y no quiero pensar que lo sabías.

Hice tan poco por halagarte. Tan poco por hacerte feliz. No hubo el más mínimo esfuerzo. Y ahora comprendo que no se le puede pedir latidos a una piedra. (¿Tenía una piedra en el pecho?) ¡Divago! No te sorprende.

Confieso que nunca te sentí mío. Nunca pude responder la pregunta tantas veces hecha. Siempre eludía el pensar en la respuesta, más aún, tener que externarla, escucharla, digerirla… entenderla. Rehuí por mucho tiempo su sombra, pero, la verdad nunca se queda en la oscuridad y tuve que hacer de sus dos letras mí barca, para así zarpar de tu vida.

Entonces me fui. Caminé lejos, lejos, recordando cada pétalo transparente que brotaba de tus ojos. Y caminé. Seguí caminando, sin mirar atrás.

Foto: http://1.bp.blogspot.com/-f0rGRyEY_LE/TbKWGshuD1I/AAAAAAAAAIM/3J6bp4jTwBQ/s1600/Good_bye_by_whispered_nightmares.jpg

Read Full Post »

Un reir que se apaga en vida. Una risa que se queda en la memoria. Hoy se llora por ti, mañana se reirá por tu recuerdo. Duerme en paz, con una sonrisa en tus labios. Paz a los restos de Don Freddy Beras.

Read Full Post »

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no tienes.

Rebosa tu boca. Satura tus arterias.

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no debes.

Embriaga tu cuerpo. Endulza tus venas.

Deja que ruede la miel por tus labios.

¡Traga, traga, traga!

No importa que te devoren los insectos o que te mordisqueen las ratas.

Come más de lo que puedes masticar y bebe más de lo que puedes tolerar.

Read Full Post »


¿Cuánto tiempo ha transcurrido? No hay respuesta. La verdad es que mis ideas se han enmohecido en lo más profundo de mi cerebro. He sentido el impulso una, dos, tres, doce, quince veces… pero nada. Los dedos me duelen. Las ganas se escapan. La musa se burla.

Quedan tantas cosas importantes por decir. Quedan tantas historias por narrar. Queda tanto por escupir. Pero las ideas duelen y las yemas de los dedos quedan en silencio, sin más ni más.

De lo que rebosa el corazón, no escriben los dedos. Hasta hoy.

Hoy se rompe el mutismo.

El exilio auto impuesto.

Se recuperan las ganas perdidas.

Se pierde la vergüenza.

El miedo.

La pereza.

Read Full Post »

En ese momento. En ese preciso instante, mientras veía tus fotos, comprendí algo sobre mi mismo, que hizo en mi pecho un agujero. Quedé pasmado y a la vez adiviné tus razones.

De alguna forma, habría preferido vivir en la ignorancia y alimentarme de ilusiones, pues la realidad muerde, cercena y engulle.

Te entiendo a la perfección, así que ya no volveré a soñar.

Lo prometo.

 

 

 

 

Foto tomada de: Autoscopía http://cms7.blogia.com/blogs/t/ta/tan/tania/upload/20060420192731-despertar.jpg

Read Full Post »

Para ir de mi casa a la universidad y viceversa, la ruta que hice durante el 90% de mi vida universitaria fue la del Tamarindo, que sale desde la puerta Este de la UASD y llega al popular barrio de Santo Domingo Este. Durante el ir y venir – tortuoso, debo agregar – vi situaciones como las que presentó ayer El Nacional, aunque sin el resultado que detalla el día de hoy.

He perdido la cuenta de las parejas que vi besarse a lo largo de la avenida Máximo Gómez, a plena luz del día y en presencia de policías. Más de una vez en los alrededores de la Embajada Norteamericana.

Pero, la Máximo Gómez es sólo una de las avenidas en la cual he visto la escena. El Conde Peatonal y sus proximidades están plagados de visitantes que se besan a diario a toda hora, delante de todo el mundo, y a las autoridades parece no importarle.

CLARO, sí les importa el Parque Duarte – no el Parque a Colón – ya que en el primero sí se hace cumplir la ley de la Moral y las Buenas costumbres.

En esto influye mucho la orientación o nacionalidad de cada quien. Por ejemplo: si eres gay y te sorprenden besando a alguien de tu mismo genero, existe una amplia posibilidad de que seas detenido. Si eres heterosexual y te sorprenden besando a alguien del sexo opuesto, existe una amplísima posibilidad de que seas detenido si los policías necesitan dinero, fuera de eso, te puedes llevar una reprimenda… un simple “aquí no se puede hacer eso”.

Desde luego, también les importa a las autoridades si eres extranjero. Los extranjeros no están exentos a las reglas de los países que visitan.  Sin embargo, aquí hay un enorme “pero”. Me pregunto qué habría pasado si quienes aparecieron en la foto de El Nacional besándose, hubieran sido dos ciudadanos españoles, frente a la Catedral Primada de América. ¿Los habrían buscado, perseguido y se hablaría de deportarlos? Pero para desgracia del detenido y la perseguida, fueron dos ciudadanos haitianos que se ganan la vida vendiendo tarjetas.

Aquí se pasa un domingo cualquiera, por televisión nacional a las tres de la tarde, un grupo de mujeres semi desnudas dando golpes de cintura, anunciando la candidatura de Fulano De Tal, y no pasa nada. Eso no ofende la moral de nadie, aparentemente. Pero un beso en la vía pública es penado y sus ejecutantes condenados y perseguidos.

¿Hasta cuando con la doble moral? ¿Hasta cuando?

Pd: Creo que nuestros moralistas se habrían muerto con esto, de haber ocurrido aquí.

Read Full Post »

Older Posts »