Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Físico’ Category

No puedo seguir. Más bien, me gustaría no seguir. Pero no puedo evitarlo. No entiendes lo que veo cuando miro al espejo, y descubro que sí, que ese que me mira con rostro triste es mi reflejo. Y no quiero verlo.

Y sí, dices que me amas como soy. Y sí, dices que no quieres que cambie. Y sí, te amo por ello. Pero no debo/quiero seguir.

Así que voy a parar. Iré desacelerando gradualmente. Será un esfuerzo que durará no sé hasta cuando.

Sólo lamento que ames a alguien con problemas de autoestima. Que se desprecia a si mismo. Que está harto de ser débil.

Por eso, voy a parar. Haré lo posible por cambiar el reflejo en el espejo y la cara de horror que me produce.

Por eso, por ser quien quiero ser, he decidido convertirme en momia.

*********************************************************************************************************

Me convertiré en momia, es la obra de Shimada, Masahiko, en la que se presenta cuatro historias, entre ellas, la que le da el nombre al libro. Es en mí opinión, el relato más impresionante de todos, el cual trata sobre un hombre que decide terminar con su vida de una forma no convencional, haciendo lo que poca gente se atrevería a imaginar: matarse de hambre.

Leí el libro hace poco más de dos años y recuerdo la historia a la perfección. Aunque no pretendo matarme de hambre, el cuento resulta ser motivador (de una forma que muchos encontrarían un poco retorcida).

Usaré el nombre de la obra de Shimada como frase de estimulación para lograr mi meta.

Read Full Post »

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no tienes.

Rebosa tu boca. Satura tus arterias.

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no debes.

Embriaga tu cuerpo. Endulza tus venas.

Deja que ruede la miel por tus labios.

¡Traga, traga, traga!

No importa que te devoren los insectos o que te mordisqueen las ratas.

Come más de lo que puedes masticar y bebe más de lo que puedes tolerar.

Read Full Post »

No puedo dejar de comer.

No puedo detenerme.

Mientras más como, más quiero seguir comiendo.

Me lleno, pero quiero seguir comiendo.

Como aquí, como allí… por los rincones.

A escondidas, a lo claro.

Simplemente, no puedo dejar de comer…

No puedo detenerme :'(

Read Full Post »

Dejar de:

Beber en casi todas las fiestas

De comer las comidas que me gustan

De tomar refresco

De tomar malteadas

Para:

Entrenarme más

Sentir dolor a diario

Usar músculos que jamás pensaste existían.

Hasta:

Notar cada hueso en tu cuerpo

Sudar sangre

Llevar tus órganos internos en un bolso

Y al final:

Sonreír

Sentirte precioso

Perfecto…

Y aún así:

Ser infeliz.

PD: No se asusten, misamore’ y misamigo’… no estoy loco ni mucho menos. Sólo que hay veces que pierdo un poco la perspectiva de lo que estoy haciendo y termino preguntándome: ¿Para qué? ¿Vale la pena? Pero no me rindo…

Besos.

I do not own this picture. No recuerdo de dónde saqué la foto. Espero no lastimar la sensibilidad de nadie.

Read Full Post »

Get thin or die trying…

(Adelgazar o morir en el intento…)

Vamos, Sam…

aún te faltan 14 libras por perder…

Foto: http://www.ihatebryanboy.com/bryanboy/images2/052907_swede.jpg

Read Full Post »

The F word

censurado.jpg

         No soy gordo, soy frondoso. (Chris, Family Guy) 

Siempre he sido un hombre de… digamos huesos grandes. Mi tamaño siempre ha sido algo que llama la atención a las personas. Hace unos meses aumenté unas 20 libras, lo cual me sitúa en unas 30 sobre mi peso ideal. Sí, lo sé… se supone que estaba a dieta. Y lo hice, pero al estar tan cerca de las fiestas, lo que hice fue mantener el peso. Blah, blah, blah. En fin.

Hace tiempo que le había echado el ojo a ese muchacho. Me atraía no sé qué de él, no que no fuera atractivo, pues lo es. El hecho es que empezamos a hablar a través del MSN y después de unas semanas hablando, me dijo que quería conocerme. Lamentablemente, corría con poco tiempo para hacerlo, pues tenía que irse a Estados Unidos y no sabía cuando volvería. Pasaron los días, pero no nos conocimos por problemas de tiempo. Finalmente, acordamos conocernos el día de año nuevo aunque sería por sólo unos minutos. Nuestro encuentro fue chévere, cordial. Nada fuera de lo común. Es apuesto, bella sonrisa, labios atractivos, buen cuerpo. Nos dimos la mano, hablamos unas cuantas cosas y eso fue todo. Nos despedimos y se marchó. Media hora más tarde, lo vi en el MSN. Lo saludé y empezamos a hablar. Le dije que me había dado risa la cara que tuvo al verme. Realmente no puso ninguna cara, pero era una buena forma de saber que había pensado al verme. Le dije que había puesto cara de sorpresa, pero que no sabía si era algo bueno o malo.Sus palabras aparecieron en mi pantalla como una metralla, hiriendo mis retinas y mi ego:

         Lo que pasa es que no esperaba que fueras tan gordo.

No supe que decirle. Me quedé frío. No supe qué hacer, salvo reír. Luego le comenté que ya había previsto su reacción, lo cual era cierto, pero nunca se me ocurrió que sería tan… directo. Me hizo sentir como una vaca hecha de harina y cebo. Esa misma noche, miraba el techo desde mi cama. Me había afectado lo que dijo.

Al día siguiente le comenté a Joel lo que había ocurrido. Quedó atónito. Me comentó que él le hubiese dicho dos o tres vainas, para que no sea tan superficial. Yo le dije que no era necesario decirle algo. Tal vez lo dije pensando que el muchacho tenía razón y que todo había sido mi culpa.

Read Full Post »