Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Infelicidad’ Category

Todos somos tan sufridos. Es como si todo lo malo nos pasara a nosotros. Llevamos esta constante competencia de “a ver quién sufre más” en nuestros hombros y para mi temor, no sabemos cómo descargarla. Si tenemos trabajo, tenemos más trabajo que todos los que nos rodean. Si tenemos que levantarnos temprano, nadie se levanta más temprano que nosotros… y se acuesta más tarde. Y cuando hablamos de un corazón roto. Uffff. Ni mencionarlo.

Nuestras dolencias son las más importantes. Ese YO tan marcado e imposible de obviar está constantemente frente al espejo. YO SUFRO/SUFRÍ. YO. Sólo se vuelve un TÚ, o ÉL/ELLA sí es para culpar.

No sabemos cómo presentar los daños del tamaño que corresponden. Detrás de las lágrimas los objetos se ven más grandes de lo que son. Nuestro cuerpo debería venir con esa advertencia como los retrovisores: Cuando miramos atrás, con los ojos empañados de lágrimas, vemos nuestro dolor más cerca.

Y así lo proyectamos. En cuestiones del amor, somos los mayores desgraciados, perdedores y tristes seres. Siempre mártires, siempre caballeros sin escudos y sin lanzas, recibiendo flechazos a mansalva y cuchilladas en el corazón.

Lo peor es que entre tanto culpar y tanto llorar se pierde el punto importante de la historia: para seguir viviendo en paz hay que ver los objetos en su justa proporción.

Anuncios

Read Full Post »

Aprendí contigo tantas cosas. ¡Oh, tantas cosas aprendí conmigo! Sobre mí, más que de nosotros. Fue desde el inicio un baile egoísta, donde yo dictaminaba los pasos y tu te limitabas a escucharme.

Y en los besos, hubo pasión… la pasión de dos cuerpos que se calientan el uno al otro, pero también hubo desdén. No sabría decirte cuál de las dos fue victoriosa. ¿Y en el medio? Tú.

Te odié muchas veces, ¿sabes? No me atrevo a decir que no te diste cuenta y no quiero pensar que lo sabías.

Hice tan poco por halagarte. Tan poco por hacerte feliz. No hubo el más mínimo esfuerzo. Y ahora comprendo que no se le puede pedir latidos a una piedra. (¿Tenía una piedra en el pecho?) ¡Divago! No te sorprende.

Confieso que nunca te sentí mío. Nunca pude responder la pregunta tantas veces hecha. Siempre eludía el pensar en la respuesta, más aún, tener que externarla, escucharla, digerirla… entenderla. Rehuí por mucho tiempo su sombra, pero, la verdad nunca se queda en la oscuridad y tuve que hacer de sus dos letras mí barca, para así zarpar de tu vida.

Entonces me fui. Caminé lejos, lejos, recordando cada pétalo transparente que brotaba de tus ojos. Y caminé. Seguí caminando, sin mirar atrás.

Foto: http://1.bp.blogspot.com/-f0rGRyEY_LE/TbKWGshuD1I/AAAAAAAAAIM/3J6bp4jTwBQ/s1600/Good_bye_by_whispered_nightmares.jpg

Read Full Post »

No puedo seguir. Más bien, me gustaría no seguir. Pero no puedo evitarlo. No entiendes lo que veo cuando miro al espejo, y descubro que sí, que ese que me mira con rostro triste es mi reflejo. Y no quiero verlo.

Y sí, dices que me amas como soy. Y sí, dices que no quieres que cambie. Y sí, te amo por ello. Pero no debo/quiero seguir.

Así que voy a parar. Iré desacelerando gradualmente. Será un esfuerzo que durará no sé hasta cuando.

Sólo lamento que ames a alguien con problemas de autoestima. Que se desprecia a si mismo. Que está harto de ser débil.

Por eso, voy a parar. Haré lo posible por cambiar el reflejo en el espejo y la cara de horror que me produce.

Por eso, por ser quien quiero ser, he decidido convertirme en momia.

*********************************************************************************************************

Me convertiré en momia, es la obra de Shimada, Masahiko, en la que se presenta cuatro historias, entre ellas, la que le da el nombre al libro. Es en mí opinión, el relato más impresionante de todos, el cual trata sobre un hombre que decide terminar con su vida de una forma no convencional, haciendo lo que poca gente se atrevería a imaginar: matarse de hambre.

Leí el libro hace poco más de dos años y recuerdo la historia a la perfección. Aunque no pretendo matarme de hambre, el cuento resulta ser motivador (de una forma que muchos encontrarían un poco retorcida).

Usaré el nombre de la obra de Shimada como frase de estimulación para lograr mi meta.

Read Full Post »

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no tienes.

Rebosa tu boca. Satura tus arterias.

Más. Más. Más.

Dame más de lo que no debes.

Embriaga tu cuerpo. Endulza tus venas.

Deja que ruede la miel por tus labios.

¡Traga, traga, traga!

No importa que te devoren los insectos o que te mordisqueen las ratas.

Come más de lo que puedes masticar y bebe más de lo que puedes tolerar.

Read Full Post »


“I’ve got troubled thoughts
And the self-esteem to match
What a catch, what a catch”
What a catch.
Fall Out Boy.
Folie à Deux (2008)

Cada vez me cuesta más ignorarlo.
La verdad, me encantaría poder abrir una gaveta, tomar una máscara, sacarle el polvo con un poquito de agua y salir a la calle, sonriente y fresco, como si nada estuviera pasando.
Antes podía salir a la calle con mi propia cara y aparentar que todo está bien, pero cada vez me cuesta más lograrlo.
Aun sigo aislándome. Ya no comparto tanto con mis amigos como antes. Los estoy haciendo a un lado gradualmente, ¿y todo por qué? Porque me siento solo. Y es como un círculo vicioso. Mientras más solo me siento, más alejo a los demás.
Ejemplo: el sábado pasado. Me junté con J y con Al. Cada vez que me preguntaban “¿cómo estás?”, “¿Cómo va todo?”, me limitaba a decir: “bien”, con ánimo. Y no es que no quisiera contarles o hablar con ellos, más bien, no podía. No sabía qué decir o cómo actuar. Sólo me limité a hacer una mueca ridícula que imitaba una sonrisa.
Por ahora seguiré remedando una sonrisa. Creo que si sigo haciéndolo, llegará el momento en el que pueda ser sincera. O por lo menos eso espero.
Estoy haciendo esfuerzos para mantenerme cerca de mis amigos, aunque siento que es como ir contra la corriente.
Na. Besos.

Read Full Post »

No puedo dejar de comer.

No puedo detenerme.

Mientras más como, más quiero seguir comiendo.

Me lleno, pero quiero seguir comiendo.

Como aquí, como allí… por los rincones.

A escondidas, a lo claro.

Simplemente, no puedo dejar de comer…

No puedo detenerme :'(

Read Full Post »

Decir que este país se maneja con las nalgas, es quedarse corto. Pero mira que aprobar un contrato sin leerlo… No, no, no, no y no! Es que eso no cabe en la cabeza de nadie. Y todo por ser una “orden” del Balaguer moderno y actual Presidente de la República. Puede que así haya sido, pero eso no es excusa. Senadores y Diputados son elegidos por nosotros (los próximos serán elegidos por quienes quieran botar, yo no saldré de mi casa el 16 de mayo a perder mi tiempo) para “velar” por los intereses DEL PUEBLO, no de unos cuantos, especialmente los de Leonel Fernandes y Miguel Vargas.

Pero ya es tarde, la Fabrica de Veneno alias, BarrickGold, está aquí. ¿Ahora qué harán nuestros queridísimos y sabios legisladores para remediar esta cagada monumental que nos costará sabrá Dios, Allah o Buda, cuantos años de retroceso ambiental?

La verdad es que estoy harto de los politiqueros de esta nación. Harto, no… JARTO. No aportan nada bueno a nuestra sociedad, no hacen nada… Roban, trafican con drogas o personas, acosan, violan, amenazan periodistas y otras tantas aberraciones. Lamento mucho que dentro de esa mayoría podrida hayan legisladores que valen la pena y que sí trabajan, pero hasta que no ocurra un cambio en los que intentan “representarnos”, este que está aquí no saldrá a la calle a echar un voto por nadie.

Por otro lado, tenemos una compañía que ha sido desvinculada de la intoxicación de por lo menos 200 niños en 5 pueblos. La culpa, según la investigación, es de las personas que manejan la leche en los centros educativosy no de la empresa – compañía que falló en probar que en la formula de la leche que suple para el desayuno escolar, no se usa suero de leche desproteinizado o que cumple con el mínimo de 3,3% de proteína establecido.

Siendo Ministro de Educación y estando al tanto de los escándalos en los que se ha visto envuelta la galardonada compañía, buscaría la forma de terminar con el contrato, en lugar de defenderla a capa y espada, como hizo en su momento Alejandrina Germán (¿Será esa la misma ruta de Melanio Paredes?)

Miro y miro y no dejo de sentir que las elecciones son una pérdida de tiempo. Los candidatos ya ni se molestan en vender sueños, prometiendo esto o aquello. Simplemente se presentan, aun con su maleta de irregularidades a rastras, y se postulan como lo mejor.

Ay, caramba… pobre país que se maneja con las nalgas para beneficio de unos cuantos… en perjuicio de tantos.

Read Full Post »

Older Posts »