Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 junio 2011

Aprendí contigo tantas cosas. ¡Oh, tantas cosas aprendí conmigo! Sobre mí, más que de nosotros. Fue desde el inicio un baile egoísta, donde yo dictaminaba los pasos y tu te limitabas a escucharme.

Y en los besos, hubo pasión… la pasión de dos cuerpos que se calientan el uno al otro, pero también hubo desdén. No sabría decirte cuál de las dos fue victoriosa. ¿Y en el medio? Tú.

Te odié muchas veces, ¿sabes? No me atrevo a decir que no te diste cuenta y no quiero pensar que lo sabías.

Hice tan poco por halagarte. Tan poco por hacerte feliz. No hubo el más mínimo esfuerzo. Y ahora comprendo que no se le puede pedir latidos a una piedra. (¿Tenía una piedra en el pecho?) ¡Divago! No te sorprende.

Confieso que nunca te sentí mío. Nunca pude responder la pregunta tantas veces hecha. Siempre eludía el pensar en la respuesta, más aún, tener que externarla, escucharla, digerirla… entenderla. Rehuí por mucho tiempo su sombra, pero, la verdad nunca se queda en la oscuridad y tuve que hacer de sus dos letras mí barca, para así zarpar de tu vida.

Entonces me fui. Caminé lejos, lejos, recordando cada pétalo transparente que brotaba de tus ojos. Y caminé. Seguí caminando, sin mirar atrás.

Foto: http://1.bp.blogspot.com/-f0rGRyEY_LE/TbKWGshuD1I/AAAAAAAAAIM/3J6bp4jTwBQ/s1600/Good_bye_by_whispered_nightmares.jpg

Read Full Post »

“If I can make it there, I’ll make it anywhere.

It’s up to you, New York New York.”

Frank Sinatra.

Para quien me conoce, escucharme hablar del matrimonio, debe resultarle algo extraño. Si bien no es un tema que roba mí sueño (incluso, le recuerdo constantemente a mis amigos heteros que no necesitan casarse, ya que la unión libre heterosexual sí otorga derechos – Art. 55, numeral 5 de la Constitución-), no dejo de pensar que matrimonio no es para mi.

Más, así como le decía a Rafa el otro día, el punto importante del matrimonio gay, es que los derechos ciudadanos, independientemente de su ideología política, religiosa, orientación sexual y otras hierbas aromáticas, deben ser iguales. Es lo justo, si recordamos que los gays pagamos impuestos, tantos como el más hetero de la comarca.

Así lo ha entendido el estado de Nueva York, mismo que el viernes se convirtió en el sexto estado en aprobar las uniones del mismo sexo (después de Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire), tras una semana de mantener en el borde de las sillas a los abanderados del arco iris.

La verdad pienso que no fui hecho para el matrimonio, pero, como había dicho antes, no tengo derecho a decidir si me quiero casar o no… por lo menos no aquí.

Celebro la decisión del senado estadounidense, aunque tarde se les hacía para aprobar esta resolución a un estado tan abierto a la diversidad en todas sus vertientes. Pero, tarde es siempre mejor que nunca, ¿cierto?

Un abrazo fuerte (a los que aun me recuerdan y a los que habrán de venir).

Read Full Post »